Ahorra comprando y cocinando

Se sociable, comparte!
    Foto de tienda

    Foto de tienda

     

    Cuánto nos preocupa ahorrar en la cesta de la compra, ¿verdad?. Hacemos lista antes de ir a la tienda o supermercado, incluso la hacemos cuando vamos a comprar on-line, hábito que antes era menos habitual. Sin embargo, el ahorro más efectivo es el que es resultado de buenos hábitos de compra y alimentación, el que va más allá de la lista de la compra y, muy especialmente, el que es el resultado de evitar a toda costa el DESPERDICIO.

    Os proponemos una pequeña lista de hábitos y prácticas que os pueden ayudar a ahorrar. Para los que tengáis ganas de hacer un ejercicio fino, fino y científico, siempre está la opción de hacerlos cálculos exactos del valor de compra de todo aquello que no habéis adquirido por no ser necesario, de todo aquello que habéis reutilizado (valorado a coste de nueva compra) y de todo aquellos que no habéis tirado. Si alguien se anima de proponer un método rápido de valoración económica, estáis invitados a compartirlo!

    De momento, ahí van unas cuantas ideas y propuestas que funcionan muy bien, como todo, si se aplican de forma regular y sistemática:

    Cuando vas a hacer la compra, sea en un establecimiento físico u online

    1- Lleva una lista preparada con todos los productos no perecederos y de higiene del hogar y personal para un horizonte determinado. Fija ese horizonte. Puede ser semanal, quincenal, mensual…Este ejercicio te permite aprovechar ofertas de compra por volumen. Ahorrarás en el coste unitario si tienes la suerte de encontrarlas.

    2. Piensa si es mejor comprar una vez a la semana todos los productos o si puedes comprar 4 veces al mes (que es lo mismo) en distintos establecimientos, en función de su relación calidad/precio. Ya sabemos que lo de buscar los mejores precios es una tarea que, aunque sea a través de internet, es tediosa y da pereza, pero lo habitual es que, si un supermercado o tienda es competitivo en los precios de un determinado tipo de productos una vez, lo sea de manera habitual. Un ejercicio de investigación mensual no está de más y el resultado puede ser que compras, por ejemplo, los productos de limpieza y cuidado personal en mercadona, la carne en carrefour, la fruta y verdura en una tienda de tu barrio y el los alimentos no perecederos en ulabox online. ¿Por qué no?  Las compras en lote en un sólo establecimiento no suelen ser las más eficientes desde el punto de vista económico.

    3. ¿Has picado cogiendo ese chandal a 8 euros del lineal, 2 paquetes de chicles y una caja de pilas? Claro, nos pasa a todos pero si no te hace falta de verdad, de verdad, no lo hagas!! Con ese ejemplo que hemos puesto te has gastado (o ahorrado si te has contenido) unos 15 euros!!!! Vas a la compra 4 veces al mes? 15×4=60 eurazos.Con un poco más pagas el método Kumon de tu hijo. En las tiendas online también te puedes ver «atraído» por una recomendación en la que no habías pensado. Si no está en tu lista de la compra, intenta contener el impulso de echarlo al carrito.

    4. Haz las cuentas cuando llegues a casa. Sé consciente de lo que gastas por bloques . Saber, al menos aproximadamente, cuanto te gastas al mes en fruta, verdura, carne, pescado, lácteos, etc….te ayudará no sólo  a plantearte rebajar tu gasto o subirlo si es necesario, si no que te dará una idea de en qué inviertes cuando hablamos de tu alimentación y tu salud. No olvides que tu tiempo y la gasolina de tu coche, también son dinero. Si alguno de tus establecimientos habituales tienen envío a domicilio, calcula si te interesa pagar ese  sobre coste y ahorrártelo en tiempo y, si es gratuito, ni te lo pienses!!

    Cuando ya estás en casa. Cocinar y guardar

    5.  Lo de tener ojo para las cantidades no siempre es fácil. ¿Sois 3 y has hecho un cocido para 10 porque sale mejor? No pasa nada! Ahorras en electricidad y lo puedes congelar (acuérdate de sacar la patata). Se pueden congelar casi todos los platos preparados, menos el pescado y la carne frita, así como las patatas. No hagas lo que nuestra amiga Teresa que cocina para 10 cuando son 2 y luego guarda las 8 raciones restantes en un único tupper!!! Hay platos que interesa cocinar en cantidades importantes ya que están igual de ricos y ahorras muchos minutos de gas o electricidad cocinándolos una sola vez. No nos damos cuenta pero todo es coste!.

    6. Esa verdurita rica que te entra por los ojos y es sanísima….Y a los 4 días se empieza a poner mustia porque no la has sacado de la nevera…..y no piensas hacerlo. Cuidado con el desperdicio; es innecesario y tiene solución. Ya que hemos hablado de las verduras, aquí un truco si no las vas a consumir o ves que se van a echar a perder: cuécelas en agua hirviendo durante no más de 2 minutos con un chorrito de aceite y sal. Escúrrelas y cuando se enfríen, congélalas. Para consumirlas posteriormente, no es necesario que las descongeles. Las echas en agua hirviendo, en  lote congelado. Te quedarán estupendas y habrás aprovechado un plato, como poco. Si tienes suficiente cantidad, también puedes hacer una crema. A las cremas de verduras se les puede echar prácticamente de todo pero, si vas a congelarla, no eches patata. La crema es un estupendo recurso para no desperdiciar. Por último, si cuando cueces tus verduras las has lavado bien, bien bien (no olvides nunca hacerlo), el caldo de la cocción es buenísimo para hacer una sopita de verdura o fideos. Para darle más sabor, una pastillita de caldo.

    7. La fruta. Al igual que con la verdura, hay diferencias importantísimas de calidad en el mercado. Nadie da duros a 4 pesetas y es mejor pagar un poco más y tener una fruta que aguanta días y días en tu frutero o nevera y que además, está riquísima, que comprar fruta muy barata que se arruga y pocha en cuanto la sacas. No va sólo de ahorrar, hay que alimentarse adecuadamente y de forma muy especial si tienes niños.  Una buena manzana debería aguantar no menos de una semana en un frutero sin modificar su aspecto. Una buena escarola, por ejemplo, en la nevera y siempre en una bolsa de plástico cerrada puede aguantar 1 mes!!!! Si aún así has comprado de más o has consumido menos de lo que pensabas, prácticamente casi cualquier fruta se puede utilizar para hacer zumo. Si tienes licuadora o thermomix, ya sabes cómo se hace. Si no la tienes puedes ablandarlas un poco asándolas o al microondas y prepara una crema dulce que será una estupenda guarnición para que tus hijos coman carne o pescado. Puedes hacer macedonias,  utilizarlas en repostería…Hay un sinfín de recursos para no tirar nada de fruta!

    8. Por último, os aconsejamos salir de la rutina. Si cuando vais a comprar tenéis en mente cocinar determinados tipos de platos y encontráis algo barato que no teníais previsto, utilizad los recursos de internet para hacer nuevos platos, probar nuevos sabores y enriqueced la variedad de vuestros alimentos. Es fácil y rápido siempre hay una versión sencilla de casi cualquier receta.

    Pensad en lo que consumís y probad a realizar un ejercicio de planificación y valoración de lo que os cuesta. La primera vez es más fastidioso pero una vez que tenéis el hábito, os saldrá sin pensar.

    Para los techies, hay un montón de aplicaciones para móviles y escritorio que os permiten hacer la lista de la compra y planificar. Algunos ejemplos: out of milk, shopping list voice, recordamos, supertruper, myshopi. Muchas de ellas tienen funcionalidades interesantes como permitirte escanear códigos de barras y comparar precios, ver ofertas, etc. Recursos hay muchos, utilízalos!! En verdurea.com vamos a implementar en breve una solución para que los clientes nos envíen desde sus aplicaciones de lista de la compra, un email con el pedido. De momento sólo para tienda física pero avanzaremos….:-)

     

     

     

     

    Se sociable, comparte!